2. Composición centesimal

Icono IDevice

Curiosidad

 
 Aparato para Análisis elemental. Scai. UMA.

 

 

En los laboratorios de química se pueden obtener los porcentajes en masa de los elementos que forman un compuesto, siguiendo distintos procedimientos de análisis. A partir de estos porcentajes, como veremos en el último apartado del tema, se puede calcular la fórmula del compuesto. Esta información es muy útil porque a partir de ella podemos identificar a una sustancia desconocida, o confirmar que hemos obtenido en el laboratorio un compuesto determinado.



 Scai. Universidad de Málaga
La composición centesimal indica el porcentaje en masa de cada elemento en un compuesto. Cuando decimos que la composición centesimal del CO2 es 27,3% en carbono y 72,7% en oxígeno, queremos indicar, por ejemplo, que en 100 gramos del compuesto hay 27,3 gramos de carbono y 72,7 gramos de oxígeno; o bien, que en una tonelada de CO2 hay 27,3 toneladas de C y 72,7 tonelades de O; etc. Es decir, la composición centesimal indica las unidades de masa de cada elemento que hay en 100 unidades de masa del compuesto.

Icono IDevice

Importante

La composición centesimal de un compuesto indica el porcentaje en masa de sus elementos. Es decir, las unidades de masa de cada elemento que hay en 100 unidades de masa del compuesto. 

Icono de iDevice

AV - Reflexión

Al analizar una muestra de un compuesto se obtiene que está formado por azufre y oxígeno, y que contiene un 50,1% en masa de azufre.

¿Cuál será el porcentaje en masa de oxígeno en el compuesto? 

 

Icono IDevice

Curiosidad


 Monóxido de carbono
 
 Dióxido de carbono
 
 Detector de CO de un garaje. Dominio Público

Como ves, una molécula de dióxido de carbono (CO2) tiene un átomo de oxígeno más que una molécula de monóxido de carbono (CO). Por tanto, el porcentaje en masa de oxígeno será mayor en el primer compuesto que en el segundo.

Por eso, cuando se queman combustibles de carbono (gasolina, carbón, madera, gas, etc) en un ambiente con la suficiente cantidad de oxígeno, se produce dióxido de carbono; pero si la cantidad de oxígeno es insuficiente, se forma monóxido de carbono que es un gas tóxico muy peligroso. ¿Sabes por qué?

Has estudiado que la hemoglobina de los glóbulos rojos se encarga de transportar el oxígeno que respiramos desde los pulmones a las células de nuestro cuerpo.

Pues bien, cuando inhalamos monóxido de carbono, es absorbido por los pulmones y se une a la hemoglobina, impidiendo que esta pueda transportar todo el oxígeno necesario para que los tejidos puedan mantenerse vivos, produciéndose el envenenamiento por CO que puede provocarnos la muerte.

La combustión incompleta de dichos combustibles se puede producir, por ejemplo, en un automóvil arrancado en un garaje sin ventilación, en los aparatos domésticos (estufas, calentadores, hornillas, etc) que utilizan gas, carbón o leña, si no están correctamente instalados, fallan en su funcionamiento o no tienen una ventilación adecuada. Por eso es muy importante revisar periódicamente estos aparatos.